Violencia de Género

CÓMO CUBRIR TEMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO CONTRA LAS MUJERES

Sobre el enfoque

-Los malos tratos son un delito que atenta contra los derechos humanos, por lo tanto el enfoque de la nota debe ser el de un atentado a la libertad e igualdad de las mujeres.

-Debemos basarnos en los acuerdos internacionales para definir y enmarcar el tema: la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres (ONU, 1993).

-Se trata de un tema estructural de la sociedad. Por tanto, las noticias deben formar parte de la agenda mediática y no ser presentadas como hechos aislados ni del ámbito de lo privado.

-No esperaremos que muera una nueva mujer para volver a tratar el tema.

-La causa de la violencia de género es el control y el dominio que determinados hombres ejercen contra sus compañeras. No utilizaremos justificaciones o motivos que nos distraigan de este tema central.

-En países con largos conflictos armados suele haber una violencia también estructural que debe ser tenida en cuenta en el análisis.

-No confundir el morbo con el interés social.

-No debe estar incluida en la sección Policiales o Sucesos.

Fuentes

-Consultar fuentes variadas y evaluar cuáles serán incluidas. A veces la información que nos brindan sobre el pasado de la víctima sólo ayuda a reforzar el estereotipo.

-Chequear las fuentes, sobre todo las policiales y las oficiales.

-Investigar y discriminar las cifras y estadísticas, ya que no suelen tener perspectiva de género.

-Se trata de información especializada que requiere fuentes específicas y periodistas que conozcan el tema.

Contexto

-La violencia contra las mujeres no es una noticia convencional ni urgente. Hay que darse tiempo para investigar y contextualizar.

-Deben ser referenciadas las características de la violencia: el círculo que recorren las víctimas y todas las formas de violencia: psicológica, física, económica, emocional, etc.

-Nunca se recogerán opiniones positivas sobre el agresor.

-Brindar información de servicios para víctimas (judiciales, terapéuticos, de especialistas)

Lenguaje

-Se debe hablar de violencia contra las mujeres, violencia de género, violencia sexista o violencia machista. No deben usarse violencia doméstica, violencia de pareja o violencia familiar.

-Los “crímenes pasionales” no existen.

-Precisión: la trata de mujeres no es prostitución.

-No utilizar diminutivos, apodos y apócopes para nombrar a la víctima.

Identidad

-Preservar la identidad de la víctima si ésta lo solicita o si se evalúa que es lo más seguro. Esto es particularmente importante cuando los responsables del crimen son agentes de la policía, funcionarios del gobierno, personas vinculadas a organizaciones poderosas o tropas en combate.

-La identidad del agresor tampoco es imprescindible, pero sí el estereotipo, para ayudar a otras víctimas.

-Se respetará la presunción de inocencia de los agresores.  Recién cuando haya sentencia condenatoria, se lo identificará debidamente.

Entrevistas

-Tratar de complacer a la entrevistada: verla en el lugar que ella elija y respetar sus condiciones. Conocer sobre las cualidades de su entorno y no exponerla a la revictimización.

-Asesorarse sobre las cualidades que deben tener este tipo de entrevistas.

-Aclararle a la entrevistada las condiciones de la nota, qué temas abordará, y su derecho a no responder preguntas si lo desea.

-Los camarógrafos y fotógrafos varones no deben entrar a refugios ni casas de asilo sin permiso.

Recursos audiovisuales

-Cuidar especialmente la imagen: no abundar en detalles escabrosos, en caras y cuerpos amoratados, ni criminalizar a las víctimas cuando se utilizan recursos de ocultación.

-Nunca robar imagen o audio a las víctimas.

-La musicalización no debe hacer referencia al terror, ni deben ser utilizadas letras de canciones que hablen de amores enfermos o celos.

*Esta síntesis fue elaborada por Artemisa Comunicación en 2009.

Anuncios