Vida Pública

CÓMO CUBRIR TEMAS DE LA VIDA PÚBLICA DE LAS MUJERES

Sostener como tema de agenda la importancia de que mujeres y varones ocupen por igual los espacios públicos y se responsabilicen por igual de las tareas reproductivas como una estrategias de profundización de la democracia.

Considerar como espacios públicos relevantes los que habitualmente ocupan las mujeres y que tienen que ver con tareas más cercanas a la comunidad (comedores barriales, cooperativas, organizaciones de la sociedad civil, etc).

  • Poner atención en el lenguaje y en los estereotipos.
  • Destacar la tarea de las mujeres políticas y no enfatizar particularmente su apariencia. La forma de vestirse o arreglarse no es relevante para la tarea política, en varones ni en mujeres.

Una mujer política tiene las mismas responsabilidades familiares que un hombre político: preguntar a los dos -o a ninguno- por la conciliación trabajo-familia.

Destacar y promover las iniciativas vinculadas a temas de género tomadas desde espacios de poder, sean mujeres o varones quienes las ejecuten.

Estar alerta ante los “prejuicios positivos”. Una mujer en ejercicio del poder no es “esencialmente” más honesta que un varón; debemos considerar que pueda cometer el mismo tipo de errores y otros diferentes también.

Consultar a mujeres como “opinadoras” políticas, dándoles visibilidad; y consultar a especialistas que aporten perspectiva de género en el análisis de las situaciones políticas.

Incluir a periodistas mujeres en la cobertura de política y confiar en ellas para la edición de secciones “duras” como Economía, Política Nacional e Internacional y Negocios.