12 meses mirando películas dirigidas por mujeres. Este fue el resultado.

Hice el compromiso de mirar al menos 1 película por semana dirigida por mujeres durante 12 meses, conforme el desafío propuesto por la organización Women in Film Los Angeles. La campaña #52FilmsByWomen surgió luego de una encuesta que realizaron a miles de personas, en la que casi nadie supo nombrar siquiera 1 directora de cine. Te cuento cómo me salió a mí.

Por Taluana Wenceslau

Siempre fui muy cinéfila, desde chiquita me gustaba mirar la filmografía completa de actrices y actores que me copaban, y después empecé a hacer los mismo en cuanto a los directores. Sí, los primeros fueron varones, y de hecho, luego de arrancar con este compromiso de #52FilmsByWomen (o #52PelículasDeDirectoras), intenté acordarme de todas las películas de directoras que había visto hasta entonces y (respetadas las fallas de memoria) no representaban mucho más que el 15% de los más de mil largometrajes que seguro ya había mirado al largo de los años.

Es verdad que ese porcentaje está incluso arriba del promedio global de películas dirigidas por mujeres que suelen ser estrenadas anualmente. Según una investigación publicada por el Instituto Geena Davis, entre las películas más comerciales de 11 países, solamente el 7% tenían mujeres en la dirección. En Argentina, cerca del 16% de todos los largos estrenados en los últimos 15 años tuvieron directoras (conforme datos que relevé) y el 10% entre las más taquilleras, según investigación que publicamos en 2016. Romper con ese sesgo de género -desde mi lugar de espectadora- es el compromiso que hace la diferencia.

Si el arte puede llegar a ser una herramienta de transformación social, el cambio debe antes empezar por una misma. Adoptar una conducta que se oponga a los patrones de desigualdad de género sistemáticamente reproducidos es lo que, al final, hace la diferencia individualmente. Por eso, elegir ver más películas dirigidas por mujeres al año es una acción política. Quizá una pequeña revolución, una que está a mi alcance inmediatamente como espectadora. Y les debo confesar que alcanzar esa meta me ayudó a atravesar una época difícil en términos políticos, sociales, económicos y personales.

directoras-52-por

EN PRIMERA PERSONA

Es verdad que el buen cine puede generar identificación tanto con varones como con mujeres más allá del género de quién la dirigió o la escribió (me he emocionado muchísimo con Bergman, Fellini, Wenders, Salles, Sorín). Con todo, en general, sí que hay perspectivas distintas, porque las experiencias de las mujeres suelen ser diferentes a las de los hombres, sobre todo en nuestras sociedades todavía tan sexistas.  Esas vivencias, tanto personales como en la propia industria del cine, son parte de la formación de quienes escriben y dirigen películas y, de alguna manera, menos o más directamente, se ven reflejadas en su obra.

¿Quiénes escriben las películas dirigidas por mujeres?

En el caso de los 55 largos (sí, fui un poquito más allá) que yo miré, casi todos (el 46) tenían como guionistas o co-guionistas a las propias directoras. Y en el resto, la mayoría tenía a otras mujeres como guionistas. Solamente 3 fueron escritas exclusivamente por varones, pero cerca del 30% de las películas tenían hombres entre el equipo de guionistas.

En total, el 96% de las 55 películas de directoras que miré durante 1 año tenían mujeres como guionistas (solas o junto a otras mujeres o varones). Un número muy alejado del promedio global con la mayoría de películas dirigidas por hombres, donde no llega al 20% de escritas por ellas (1).

¿Quiénes protagonizan las películas dirigidas por mujeres?

Uno de los datos más impresionantes de la desigualdad de género en el cine se refiere al protagonismo. De las películas más taquilleras y premiadas del mundo ( más del 90% son dirigidas por hombres), el 25% están protagonizadas por mujeres. ¿Ya se dieron cuenta de esto? ¿De que durante toda nuestra vida, solamente ¼ de las historias que solemos ver en el cine poseen en sus roles principales a aquellas que son más de la mitad de la población del mundo?

Y entre todos los personajes con nombre o alguna línea de dialogo, las mujeres tampoco son más que el 30% en el cine de la mayoría de los países. Este número es aún menor cuando consideramos, a nivel global, las mujeres no caucasianas: latinas, negras, asiáticas, etc.

La representatividad sí importa. Ver más y variadas historias de mujeres en la pantalla causa un impacto significativo. Contribuye a la formación de nuestros conceptos, expectativas y aspiraciones, nos ayudan a conocernos y sirven de inspiración. También es muy sano y necesario para los varones, tanto por presentar distintas representaciones de las mujeres, como porque el arte posee ese poder de trasladarnos de nuestros propios espacios y de ampliar las perspectivas.

Infelizmente, todavía existe la percepción de que si una película es protagonizada por mujeres, entonces es cine exclusivamente para “chicas”. Hay que derribar ese prejuicio. Estamos acostumbradas a que los personajes masculinos sean la representación neutra del ser humano, aquellos con lo que mujeres y hombres pueden identificarse. Las mujeres tenemos que deconstruir esas concepciones y buscar y valorar más protagonismo femenino en la cultura. Y los varones también deberían interesarse y disfrutar de ver historias con personajes femeninos centrales e incluso identificarse en muchos aspectos. 

¿Pero qué pasó en relación a las 55 películas dirigidas por mujeres que miré en los últimos 12 meses? El 76% tenía protagonistas femeninas. ¡Eso fue transformador! Como he elegido mirar obras de diversas nacionalidades, fue muy fuerte darme cuenta de cómo muchas inquietudes y sentimientos se comparten con mujeres de todo el mundo.

En relación al 35% de las películas protagonizadas por varones (tal número es porque, en algunas, hay personajes de ambos géneros compartiendo el protagonismo), fue muy bueno verlos desde el punto de vista de las mujeres. Con eso no afirmo que haya una única mirada intrínseca de lo femenino: vuelvo a señalar la influencia de las construcciones de género y de las distintas experiencias vividas en la sociedad, que además, se entrelazan con otras diversidades, como la etnia/raza, la nacionalidad, la orientación sexual, la identidad de género, la religión, la edad, la clase socio-económica entre otras.

Para mí, una de las capacidades más hermosas del cine es la transcendencia. Es ir más allá de las propias vivencias, es llevar hacia otras ambientaciones y contextos,así como generar nuevas miradas de situaciones familiares y despertar sensaciones novedosas. Y cuanta más diversidad haya respecto a quienes cuentan y protagonizan las historias, más posibilidades hay de que eso ocurra.

52filmsbywomen-ticket-esp

¿EL GÉNERO INFLUYE EN LOS GÉNEROS?

Algo que llamó mucho mi atención, si bien no me sorprendió, es que la mayoría de las películas dirigidas por mujeres son bastante dramáticas. Por lo tanto, muy lejos del estereotipo de películas superficiales de ‘minitas’ (que no solo es un prejuicioso rótulo sino que además tales producciones suelen estar dirigidas por hombres). Incluso me ha sido difícil encontrar largos que fueran más livianos; porque hubo momentos en que quería ver algo más alegre, relajar y pasar un rato entretenida, porque tampoco está mal que haya un cine así. Las comedias más famosas dirigidas por mujeres (sobre todo de Hollywood), ya las había visto en años anteriores, y para este desafío me propuse comentar solamente películas que nunca hubiera mirado.

La impresión que me quedó, y es obvio que no la hago como una afirmación académica (que demandaría una investigación profundizada), es que cuando las mujeres tienen la oportunidad de contar historias, poseen la necesidad de expresar aquello que nos callan, de enseñar el dolor y sufrimiento que involucra ser mujer en esta sociedad que nos invisibiliza, deprecia, oprime y maltrata, desde las violencias más chiquitas hasta las más macros. Observé eso tanto en la elección de contar historias que no suelen ser enseñadas, como en la manera de percibirlas.

Pero las pocas comedias que he mirado también me gustaron (“A mí madre le gustan las mujeres”, “Requisitos para ser una persona normal”, “All Inclusive”). Es lindo ver películas divertidas y hasta románticas sin los estereotipos literalmente ‘pelotudos’ de siempre. Y ojalá más mujeres tengamos la posibilidad de transitar por la vida con más alegría y libertad, sin estar tan condicionadas a las limitaciones de género y al miedo y las vulnerabilidades de ser víctimas de violencia, a la que estamos todas expuestas por el solo hecho de ser mujeres.

(Sí, también hubieron películas que no me gustaron, pero la gran mayoría realmente me interesó. Nuestro propósito fue fomentar el cine hecho por mujeres más que dedicarse a la critica de cine, pero igual se puede leer breves impresiones sobre cada película en las notas correspondientes a cada mes del desafío en el blog.)

¿MUJERES DE DÓNDE?

La mayoría de las películas a las que tuve acceso estaban dirigidas por mujeres de América Latina y Europa. De Hollywood no miré muchas, creo que justamente por el intento de romper con lo convencional (pese a que hay obras geniales del cine independiente de Estados Unidos), y también porque realmente me esforcé para garantizar una cierta diversidad geográfica en mi selección.

Así y todo, me costó mucho encontrar películas africanas. Sé que hay directoras increíbles de varios países del continente africano, pero desde las principales plataformas de streaming y de los canales de televisión, casi no logré acceder a ellas. Una lástima, me hubiera encantado mirar más, pero esto me quedará como un desafío personal para adelante. Así como ver más producciones audiovisuales dirigidas y escritas por mujeres negras en general.

Desde Brasil, por ejemplo, donde más de la mitad de la población no se identifica como blanca, no he visto ninguna película de directora negra, y de hecho, de las 240 películas más vistas en el país entre 2002 y 2014, NINGUNA estuvo dirigida o escrita por mujeres negras. Durante los últimos 12 meses, las producciones audiovisuales dirigidas por mujeres negras de Brasil, Estados Unidos y otros países africanos a las cuales tuve más acceso fueron cortos y web series. De Asia, no miré tantas, pero aún así fueron algunas de las que más me impactaron y me gustaron en los últimos meses ¡y en los últimos años!

portada-pantalla-com-marquee-reduz

LO QUE CONCLUYO CON ESTA EXPERIENCIA:

  • Es indudable la importancia de acciones como #52FilmsByWomen con el objetivo de tomar conciencia acerca de nuestros hábitos culturales y de invitar al cambio. Es muy fácil reproducir automáticamente los patrones desiguales de género de nuestra sociedad sin que siquiera los percibamos. Es importante estar con el radar prendido y a cada rato detenerse y observar con más atención cómo actuamos e interactuamos en nuestra vida cotidiana. Y entonces, elegir, de manera deliberada, modificar nuestros hábitos.
  • Necesitamos YA muchas más películas dirigidas, escritas y protagonizadas por mujeres. Fue renovador y fortalecedor ver tantas historias protagonizadas por mujeres y contadas desde perspectivas diversificadas. La representación sí que importa.
  • Resuelvo que al menos el 50% de las películas que mire cada año sean dirigidas por mujeres. No quiero ni creo que pueda volver a mirar casi exclusivamente historias contadas y protagonizadas por varones blancos. No obstante yo elija no dejar de verlas, seguro no voy a permitir que compongan la mayoría de las historias que miro, ya sea con el objetivo de trascender, informarme, emocionarme, o simplemente entretenerme.

Por supuesto que hay varias otras medidas que pueden y deben ser adoptadas desde otros espacio, como ya vienen haciendo mujeres de la propia industria del cine y la producción audiovisual, con pronunciamientos en los medios, denuncias de abusos en las bambalinas, manifestaciones por más igualdad en los premios y en los pagos, así como acciones legales para cuestionar la desigualdad y también decisiones políticas para promover la diversidad y la inclusión en la financiación de películas.

El propósito de la campana de la cual he participado y apoyo es una de las maneras (a propósito, probablemente la más divertida) de fomentar el cine hecho por mujeres y la que más está a nuestro alcance como espectadorxs.

Invito a cada persona que lea esta nota a proponerse mirar muchas más películas dirigidas, escritas y protagonizadas por mujeres. ¿Te comprometés?

Para que sirva de inspiración, acá comparto cuáles fueron las 12 películas que -de alguna manera- más me conmovieron.

MIS 12 MÁS RECOMENDADAS (en el orden en que las he mirado):

1) La Manzana (1998) – Dir. SAMIRA MAKHMALBAF (Irán)

2) Tomboy (2011) – Dir. CELINE SIAMMA (Francia)

3) Chocolat (1988) – Dir. CLAIRE DENIS (Francia)

4) Antonia (1995) – Dir. MARLEN GORRIS (Holanda)

5) La bicicleta verde – Wadja (2012) – Dir. HAIFAA AL-MANSOUR (Arabia Saudí)

6) Pasqualino Siete Bellezas (1975) – Dir. LINA WERTMÜLLER (Itália)

7) Olmo e a Gaivota (2015) – Dir. PETRA COSTA y LEA GLOB (Brasil/Dinamarca)

8) Los rubios (2003) – Dir. ALBERTINA CARRI (Argentina)

9) Salaam Bombay (1988) – Dir. MIRA NAIR (Índia)

10) Les Cent et une Nuits de Simon Cinéma (1995) – Dir. AGNÉS VARDA (Bélgica)

11) La 13ª Enmienda (2016) – Dir. AVA DUVERNAY (EE.UU.)

12) La Novia (2015) – Dir. PAULA ORTIZ (España)

Para ver cuáles fueron todas las 55 películas que he mirado, chequeá mi Instagram.

Muchas gracias por compartir conmigo este desafío.

(1) Investigación mencionada anteriormente, publicada por el Instituto Geena Davis.

Redacción e imágenes por Taluana Wenceslau – generoenlosmedios@gmail.com
Agradecimiento especial a Mery Abeijón por la revisión.

 

Anuncios

5 comentarios en “12 meses mirando películas dirigidas por mujeres. Este fue el resultado.

  1. Jorge Halaban dijo:

    Me parece muy positiva tu propuesta. Yo también soy cinéfilo y tengo mi blog sobre cine (comentandocine.com). Mirar películas dirigidas (y guionadas) por mujeres es algo que me ha interesado desde siempre. A modo de ejemplo, la octogenaria Agnes Varda es una de mis directoras favoritas desde hace muchos años.
    Justamente las dos últimas que vi y más me impactaron fueron: “Toni Erdmann” de la directora alemana Maren Ade y “Velo de Silencio” un corto dirigido también por una mujer francesa llamada Julie Gourdain. Esta última en el marco del festival on-line MyFrenchFilmFestival
    Si bien entiendo tu intención de divulgar y opinar positivamente sobre el cine hecho por mujeres, sería bueno que se señalara las directoras que no hacen buenas películas o las que dirigen con miradas machistas y por tanto alienadas. Veo en tu lista a Susan Blier, una directora muy cuestionada por la crítica por la baja calidad de sus filmes.
    Prometo ver las 12 pelis que recomendás (algunas ya las conozco) y dejarte luego algún comentario.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

      • Charla dijo:

        Que fait Pack-Man ? Que font les célèbres enzymes gloutons ? Les mesures effectuées témoignent du voyage du panache radioactif, dont nous ne connaissons pas encore l&©unso;iqtÃrgralité du legs. La situation de la centrale reste très difficile. Le processus en cours, dans le coeur du réacteur n°2, pourra-t-il être stoppé ? Les radioéléments accepteront-ils de se regrouper autour du tapis vert ?

        Me gusta

Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s