8 series feministas para ver este fin de semana

¿Se te acabó la serie que estabas viendo y arranca un nuevo fin de semana? No desesperes. Te recomendamos ocho series feministas para que empieces hoy. 

En los medios de comunicación a las mujeres se nos representa poco y mal: los personajes que nos interpretan no tienen más profundidad o desarrollo que la que podría tener un potus y muchas veces somos sólo un cuerpo que se pasea por la pantalla o que avisa que la cena está lista.

Por suerte, no TODO está perdido. Algunas directoras, guionistas, actrices y productoras (y sus colegas masculinos) están haciendo las cosas bien. Crean personajes femeninos o de personas con identidades de género diversas que distan mucho de parecerse a un potus; protagonistas que no son necesariamente lindas y superficiales o malas que necesitan entender la lección para pasarse al lado bueno. En fin, historias de personas como las que conocemos o podríamos cruzarnos por la calle.

Y aunque no parece algo tan difícil de llevar a cabo, las series o películas que cuentan historias igualitarias, complejas y representativas de la vida que conocemos son muchas menos de las que deberían.

Acá te mostramos ocho ejemplos de series feministas que tenés que ver. 

Por Ahora

porahora

Si viste Cualca, tenés que mirar Por Ahora. La creó y protagoniza Malena Pichot y actúan varios de los actores/actrices que hacían Cualca. La serie cuenta la historia de Norma, una publicista de treintaypico que enfrenta sus frustraciones por trabajar en un mundo tan misógino como es el de la publicidad (entre otras cuestiones), y es desopilante. Salió originalmente en tv pero ahora se pueden ver sus 13 capítulos de media hora en YouTube.

House of Cards

Captura de pantalla 2016-07-08 a las 20.49.03.png

Lo mejor de las cuatro temporadas de House of Cards es que los personajes femeninos son al mismo tiempo odiosos y admirables, y que sus historias son esenciales para la acción de cada capítulo individual. ¿Por qué eso es lo mejor? Porque el hecho de que muchas de ellas sean antipáticas, y otras tantas despiadadas o malísimas, es un poco de aire fresco para las televidentes feministas que ya estamos podridas de ver “personajes femeninos fuertes” que terminan siendo tan insulsos como los que criticamos. Además, hace poco nos enteramos que Robin Wright (la co-protagonista de la serie) exigió cobrar lo mismo que Kevin Spacey, su c0-protagonista varón, y lo logró. Digamos que a nadie le convenía quedarse sin ella. 

The Fall

fall03.jpg

Si hay una detective que me cae bien esa es la agente superintendenta Stella Gibson (interpretada por la actriz Gillian Anderson, mejor conocida como Dana Scully de The X-Files). La protagonista de esta serie de dos temporadas es una de mis feministas preferidas porque, mientras se ocupa de atrapar a un asesino serial de mujeres, expone la cultura misógina de la forma más clara y concisa (mirá este fragmento). Al mismo tiempo, Gibson se asocia con otras mujeres poderosas con las que -casualmente- no compite; algo que las y los guionistas están empeñados en hacernos creer desde hace siglos: que las mujeres nos odiamos entre nosotras y que no podemos más que competir en cualquier contexto.

The Americans

380401-the-americans-the-americans.jpg

Esta serie que ya tiene cuatro temporadas está ambientada en los ’80 en Estados Unidos y cuenta la historia de un matrimonio de agentes encubiertos de la KGB. Además de estar buenísima por la riqueza de los personajes femeninos en general y la intriga que arrastra cada capítulo, la pareja de protagonistas (ella es la actriz de Felicity) demuestran en cada capítulo que pueden desenvolverse con el mismo poder, destreza y seducción, sin distinción de género. Ambos pelean, matan, mienten y cuidan de sus hijos con el mismo nivel de complejidad, profundidad y fuerza, y eso es algo que no estamos muy acostumbrados a ver en TV.

The Good Wife

julianna-margulies-good-wife.jpg

A mi marido le causa gracia que me fascine esta serie porque, según él, es un novelón. Sí, es un novelón, como lo son Grey’s Anatomy o Scandal (otras dos maravillosas series feministas), pero no por eso deja de ser una serie genial en las que las mujeres están representadas como personajes ricos con contradicciones, errores, aciertos y desaciertos. Como personas, digamos. La protagonista, Alicia Florrick (la genial Julianna Margulies), encarna a una abogada compleja y multifacética que volvió al ruedo después de estar 13 años dedicada a cuidar de sus hijos. Tiene siete temporadas y terminó en mayo de este año con un final discutido. Una pena. 

Transparent

Captura de pantalla 2016-07-08 a las 20.49.31.png

Esta es una de las series que más esperanzas me dio el último tiempo. Ilustra la historia de un padre de tres hijos que muy tarde en su vida (¿alrededor de los 70?) decide presentarse al mundo como siempre se sintió: mujer. El hecho de que la serie ponga en escena un tema que aún hoy es tabú (aunque no debería serlo) como es el de la identidad transgénero, ya es una gran victoria. Pero además la serie se ocupa de reflejar todas las barreras que la sociedad les impone a las personas transgénero y de poner en cuestión constantemente la heteronormatividad -y tiene unos diálogos increíbles. (La segunda temporada es imperdible).

Girls

Captura de pantalla 2016-07-08 a las 20.49.43.png

Los que la llaman la “Sex and the City” de los 2000 no entendieron nada. Esta serie, aunque gira en torno de cuatro chicas que viven en Nueva York -como Sex and the City- es, al menos, mucho más creíble (y eso que la re bancamos a SATC). Las cuatro chicas son veinteañeras que están desempleadas, tienen conflictos existenciales y problemas con la plata o con las drogas; son chicas que están definiendo qué hacer con sus vidas en la parte más dudosa y rebuscada de la vida: el paso hacia la adultez. Como sea, hay que verla. Un dato: la creadora, directora, guionista y productora ejecutiva de la serie es una de las cuatro protagonistas, Lena Dunham, y además de ser una genia, está por lanzar la serie Max que, según dicen, es la Mad Men feminista. Veremos. 

Gilmore Girls

1410458778_gilmore-girls-zoom.jpg

Esta serie no necesita introducción. Es LA serie feminista por excelencia y es tan genial que cualquier explicación del argumento se quedaría corta. Además, debe ser la única serie en la que TODOS los capítulos pasan el Test de Bechdel. Si no la viste, estás con suerte, porque esta semana subieron sus siete temporadas a Netflix, y en unos meses sale una más, de yapa, casi diez años después del fin de la séptima.

 

¿Qué otra serie feminista recomendás?

 

 

Por Bárbara Duhau (@barduhau)

barbara@unpastiche.org

La nota original se publicó en iMujer.

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “8 series feministas para ver este fin de semana

  1. Hey Ho dijo:

    Hola Bárbara! Yo recomendaría “Big Little Lies”, una miniserie de 7 capítulos, con grandes personajes y excelentes interpretaciones. Voy a probar con The Americans, a ver qué tal…
    Gracias y saludos!

    Me gusta

Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s