Cine y Género: ¿por qué se reescriben papeles masculinos para que los interpreten mujeres?

[23 de octubre 2015 | Por Benjamin Lee]
Traducción del inglés por Bárbara Duhau para Un Pastiche.

Cada vez más actrices interpretan personajes que estaban originalmente destinados a varones. ¿Se trata de un paso más hacia la igualdad de género o es sólo otra forma de ignorar el problema real?

La semana pasada, Christopher McQuarrie, quien escribió los guiones de The Usual Suspects y Misión: Imposible – Rogue Nation, tuiteó: “Tip para guionistas: cambiá a ese personaje masculino bien escrito por el de una mujer, o a ese personaje femenino tan mal escrito por el de un burro”.

Esto suscita algunas escenas de sexo pesadillescas, claro, pero también habla de una industria que todavía prioriza la narrativa masculina. Sí, parece que hay un aumento en papeles importantes para las mujeres (¡Suffragette! ¡Sicario! ¡Cualquier cosa con Jennifer Lawrence!), pero siguen siendo la excepción más que la regla. Una investigación reciente de la Universidad del Sur de California mostró que de las 100 películas más taquilleras de 2007 a 2014, sólo el 30% de los papeles fueron interpretados por mujeres.

Es un mundo de hombres... actrices como Tilda Swinton, Julia Roberts, Sandra Bullock y Charlize Theron aceptaron roles que estaban originalmente pensados para varones.

Es un mundo de hombres… actrices como Tilda Swinton, Julia Roberts, Sandra Bullock y Charlize Theron aceptaron roles que estaban originalmente pensados para varones.

Este año se demostró que el público está ávido de películas con protagonistas femeninas: Cenicienta, Pitch Perfect 2, 50 Sombras de Grey, Spy y Trainwreck superaron las expectativas de todo el mundo, sumando $1,7 mil millones de dólares entre ellas. Y tenían algo importante en común: las figuras protagonistas estaban definidas por su condición de género. Estos roles, aunque fueran lo más inclusivos posible, eran papeles que sólo podrían haber sido desempeñados por mujeres.

Pero hay una mirada de género un poco más efectiva que parece estar abriéndose camino.

En los próximos meses vamos a ver tanto a Sandra Bullock como a Julia Roberts asumir papeles originalmente destinados a varones (en la sátira política Our Brand is Crisis y en la remake del thriller El Secreto de sus Ojos, respectivamente), mientras que la semana pasada vimos la noticia de que Charlize Theron podría llegar a interpretar un papel destinado a Brad Pitt en la adaptación del thriller de espionaje The Gray Man (que también necesita un cambio de título).

Es una tendencia que también se dio en el campo de las superproducciones, con Tilda Swinton, quien firmó para la película de Marvel Doctor Strange en un papel que es masculino en los cómics, y con anuncios que dicen que Mummy [La Momia] de Universal va a relanzarse con un monstruo femenino, una desviación significativa de las iteraciones anteriores.

Esto no es exactamente una nueva moda. Sucedió con Angelina Jolie en Salt, Jane Lynch en Virgen a los 40, Grace Jones en Conan el Destructor, Jodie Foster en Elysium, incluso con Sigourney Weaver en Alien -todos papeles escritos para varones- pero nunca sucedió con tanta frecuencia. ¿Podríamos estar entrando en una era de castings ciegos al género?

“Con tantos de estos [castings] cosechando titulares creo que podemos esperar que empiecen a aparecer cada vez más de ellos”, dice Rich Katey, editor de Hollywood en VanityFair.com. “Aunque siga siendo algo casi invisible es probable que también sea refrescante”.

De manera similar, el relanzamiento con un casting exclusivamente femenino de Ghostbusters [Los Cazafantasmas], incluyendo a Melissa McCarthy y a Kristen Wiig, y la remake de Road House, intercambiando a Patrick Swayze por la luchadora-convertida-en-actriz Ronda Rousey, también sugiere un aire nuevo para el material añejo. “La prensa positiva alrededor de Ghostbusters debería ser tomada por los estudios como una señal de que se puede reciclar cualquier cosa, siempre y cuando sea con una mujer en el papel”, dice Rich.

Sin embargo, esta gama de ejemplos no son la prueba de un cambio total. Un hit reciente protagonizado por una mujer, el feroz thriller de drogas Sicario, vio a Emily Blunt liderar un elenco casi exclusivamente masculino como agente del FBI, pero fue un papel que casi le sacan de las manos. “El guión había sido escrito hacía unos años”, dijo Villeneuve en el Festival de Cine de Cannes de este año, “y la gente tenía miedo de que el protagonista fuera un personaje femenino, y sé que le habían pedido varias veces [a Taylor Sheridan] que reescribiera el papel”. El director Alfonso Cuarón enfrentó, e ignoró, una presión similar para que cambiara el personaje de Sandra Bullock por un hombre en Gravity.

La resistencia de los estudios en invertir en protagonistas que no sean blancos y masculinos es todavía muy evidente. Pero lo es también por la falta de diversidad detrás de las laptops. “Se sabe que todos los guionistas varones blancos de la industria empiezan a escribir guiones desde su propio punto de vista de varón blanco, y se necesita una fuerza exterior para decir ‘Ey, ¿no sería una mejor o más original historia si le cambiáramos el género al papel principal?'”, dice Rich.

El guionista Billy Ray ya no es ajeno a este concepto. Él co-escribió el thriller de 2005 Flight Plan, que vio a Jodie Foster asumir el protagónico masculino y también cambió la parte de Julia Roberts en el próximo thriller El Secreto de sus Ojos (basado en la película argentina ganadora del Oscar) para que fuera interpretado por una mujer.

“Creo que es porque hay muy pocos buenos papeles para mujeres”, dice. Ray afirma que, para la nueva película de Roberts, la mejor persona para hacer el trabajo era una mujer. “Estábamos teniendo dificultades para encontrar al actor adecuado, cuando nos enteramos de que Julia estaba buscando un papel en el que pudiera desaparecer”, dijo. “Le pregunté a su agente si apoyaría la idea de convertir el personaje en una mujer para ella y dijo que sí. Julia leyó el guión cuando el personaje era todavía un hombre, y acordó reunirse. Por suerte para mí, resultó bien. Hice sólo pequeños cambios en el personaje -eso fue importante para Julia-. Pero conductualmente el personaje se mantuvo igual”.

La poca modificación en el guion para que un protagonista masculino sea interpretado por una mujer también habilita un número menor de clichés. En la comedia que se viene, Our Brand is Crisis, el hecho de que Sandra Bullock no tenga pareja o hijos nunca es un tema, algo que todavía parece raro en una película sobre un personaje femenino. Bullock misma dijo que el personaje era “básicamente el mismo; la única diferencia es el género”.

Pero esta tendencia ¿está eludiendo el verdadero problema de falta de diversidad?

“¿Alguna vez oíste hablar de un actor que interprete un papel originalmente escrito para una mujer?”, dice Ray. “No creo que a Hollywood le preocupe la igualdad. Creo que Hollywood le preocupan las ventas. Y creo que las actrices son las que se preocupan por la calidad de los papeles que interpretan”.

A medida que nos adentramos en una exitosa temporada invernal que tiene a Jennifer Lawrence haciéndose cargo de otra Hunger Games y a la recién llegada Daisy Ridley como la joven líder de la próxima película de Star Wars, debería poder demostrarse que una heroína femenina realmente puede atraer a una cantidad arrasadora de público. Pero estas son películas que todavía están siendo hechas por un contingente mayoritariamente masculino.

Rich cree que la industria debe buscar en otra parte para arreglar la brecha. “Creo que el problema real muy probablemente está detrás de cámara, donde la disparidad de género es mucho más impactante e invisible para los espectadores”, dice Rich. La falta de directoras es tan manifiestamente evidente que se puso en marcha una investigación oficial que tiene como objetivo garantizar que la industria cinematográfica esté cumpliendo con la Ley de Derechos Civiles de Estados Unidos de 1964, que prohíbe la discriminación en el empleo.

“Cambiar la cultura en Hollywood es como tratar de dar vuelta un portaaviones en el medio del océano”, dice Ray. “Toma mucho tiempo.”

Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s