Comunicación con perspectiva de género y lenguaje sexista: ¿qué son?

Entrevistamos a cinco mujeres trabajadoras de medios para preguntarles qué entendían como comunicación con perspectiva de género y qué como lenguaje sexista, y obtuvimos respuestas muy variadas.

Les hicimos preguntas a una redactora creativa, una productora de radio, una periodista y dos publicistas. Queríamos saber qué entendían como comunicación con enfoque de género y qué como lenguaje sexista.

masculino-no-se-forma

En primer lugar descubrimos que en la mayoría de los casos (tres de cinco), las entrevistadas hicieron referencia a las “desigualdades” o “inequidades” entre los géneros cuando se les preguntó por una comunicación con perspectiva de género. Por ejemplo, Anabella Filgueira, publicista, dijo que es la que “hace referencia a una comunicación despegada de prejuicios y con una perspectiva que entiende de diferencias de género sin caer en reproducir desigualdades”. Por su parte, Ximena Tordini, periodista, respondió que la comunicación con perspectiva de género “es la que es consciente al momento de generar un contenido el trasfondo de inequidad histórica entre hombres y mujeres“ y, Belén Bos, publicista, dijo: ”Son aquellas representaciones que no construyen una desigualdad simbólica entre mujeres y hombres”.

Sin embargo, en uno de los otros dos casos solo se la entendía como una comunicación que diferenciaba el trato según el género. Según Lucila Moisés Trujillo, productora de radio, era “una forma de comunicar teniendo en cuenta el género al que está dirigido”. Y María Abeijón, redactora creativa, hacía referencia a los estereotipos como algo a evadir: “Por comunicación con perspectiva de género entiendo a las representaciones no estereotipadas de la mujer en los medios”.

Con respecto al lenguaje sexista, el abanico fue más amplio, ya que en varias oportunidades se entendió como aquel lenguaje que discriminaba a los “dos” géneros por igual: “Es un lenguaje que resulta ofensivo para alguno de los dos géneros ya sea por discriminar o subestimar al otro” (Filgueira); “Es comunicar haciendo referencia al género contrario de manera degradante” (Moisés Trujillo).

Pero también se encontraron respuestas que hacían referencia específica a las mujeres: “Es el uso de las palabras y las imágenes que es peyorativo hacia las mujeres por su condición de ser mujeres; es decir que afirma de las mujeres cosas que no afirmaría de los hombres. Por ejemplo, el uso de la palabra ‘loca’ para referirse a una mujer política” (Tordini).

En este sentido, pudimos ver que sí hay un entendimiento bastante amplio de lo que es comunicar con perspectiva de género pero no tanto de lo que es el lenguaje sexista, de manera que el camino hacia una comunicación “no sexista” es todavía largo.

En pocas palabras, se trata de “corregir el uso androcéntrico del lenguaje y evitar que se nos nombre a las mujeres como dependientes, complementos, subalternas o propiedades de los hombres”, como explica Teresa Meana Suárez en su texto “Sexismo en el lenguaje: apuntes básicos”.

Anuncios

Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s